Una verdad como un templo | Feministas cerradas

Una mujer de verdad

Todos queremos una mujer libre y solvente por si sola.

No tengo tanta palabra bonita en mi vocabulario para debatir lo que debe o no debe ser una mujer. Las tareas han de compartirse y la mujer debe ocupar su lugar, el que ella quiera por voluntad propia, no auto inculcada o impuesta por nadie. De ideas claras y personalidad propia.

Fin de la cita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.